Las cajas fuertes ignífugas son una excelente opción de seguridad en el mercado actual, en ella el propietario de la caja podrá resguardar de forma segura cualquier objeto de valor, ya sean documentos, joyas, dinero o cualquier objeto de gran valor sentimental o económico, alejado totalmente de la vista de terceras personas.

Este tipo de caja fuerte se destaca por sus diversas características y los beneficios que esta ofrece, por lo que consiguen pasar desapercibidas entre el mobiliario de la propiedad, manteniendo seguras sus pertenencias más preciadas.

Las cajas fuertes ignifugas están dotadas de un novedoso sistema de seguridad que permite el cierre y apertura mediante diferentes tipos de cerraduras para elegir por el cliente, el cerrajero indica que podrá bloquear y desbloquear mediante el uso de una copia de llaves especifica, un pin, huella dactilar o clave secreta.

Cabe destacar que han sido fabricadas para resistir cualquier tipo de incendio, ya que utilizan materiales resistentes al fuego y altas temperaturas, para las personas que buscan elementos de seguridad resistentes, este tipo de cajas fuertes es lo mejor para guardar documentos, dinero, joyas o lo que más se desee almacenar.

Las cajas fuertes ignifugas pueden ser instaladas tanto en viviendas como en locales comerciales, oficinas, empresas, ofreciendo así una solución efectiva para el almacenamiento de objetos preciados y fuera del alcance de personas que no estén autorizadas.

Conoce todo acerca de las cajas fuertes ignífugas

Tipos de cajas fuertes ignifugas 

Los cerrajeros profesionales reconocen que en el mercado actual se encuentra una amplia variedad de cajas fuertes ignifugas logrando cubrir las diferentes necesidades de protección de los usuarios, todo dependerá del tipo de información que el cliente quiera resguardar, a continuación algunos tipos:

Cajas ignífugas para papel: para este tipo de caja fuerte solo podemos guardar documentos, es decir solo sirve para este tipo de materiales, no se pueden almacenar objetos de otro tipo, esta caja fuerte protege papel del incendio o altas temperaturas.

Cajas ignífugas para soporte informático: son el tipo de caja fuerte exclusivamente para proteger dispositivos informáticos como USB, Disco duro, CDS y DVS, algunos de estos dispositivos incluyen puerto USB que permite hacer copias de seguridad el tiempo máximo de protección es de dos horas.

Cajas ignífugas para soporte magnético: este tipo de caja fuerte solo sirve para almacenar objetos informáticos como cintas DLT, LTO, entre otras, y el tiempo de protección que ofrecen es máximo de dos horas.

Material de fabricación de una caja fuerte ignifuga 

Para lograr los niveles de resistencia adecuados las cajas fuertes ignifugas deben soportar incendios y altas temperaturas, para lograr esta resistencia deben estar fabricadas en los siguientes materiales:

Sulfato de calcio: este material es de gran carga y protege toda la parte interna de la caja fuerte.

Áridos ligeros: este material permite que la caja fuerte sea resistente a las altas temperaturas pero que al mismo tiempo sea un elemento de seguridad liviano.

Chapa de acero: esta es la parte exterior de la caja y es la primera barrera de las mismas ante el incendio.

Ligantes hidráulicos: permite una gran estabilidad al fuego y brinda una gran protección ante la exposición de llamas.

Finalmente, es necesario disponer de una caja de seguridad ignífuga y que sea resistente para el resguardo de los objetos de gran valor sin importar su tipo de material.

error: Content is protected !!